La Dieta HCG

La dieta hCG se introdujo en la década de 1950 y, desde su inicio, se ha considerado controversial debido a sus increíbles resultados.

La dieta fue desarrollada por A.T.W. Simeons, M.D. basado en su investigación de la obesidad y la experiencia aparentemente extensa en el uso exitoso de la hormona.

Antiguamente, la dieta hCG combinaba una dieta muy baja en calorías, entre 500 y 1200 calorías por día, con una inyección diaria de gonadotropina coriónica humana (HCG), sin embargo, estas inyecciones resultaban muy costosas y en ocaciones traían efectos secundarios no deseados.

Quienes han hecho la dieta afirman que seguirla puede resultar en una pérdida de peso promedio de hasta medio kilo diario durante un mes. 

 

 

¿Cómo Funciona?

La HCG es una hormona producida por la placenta durante el embarazo. Su función, en parte, es apoyar el desarrollo fetal asegurando que la energía se movilice al máximo para que esté disponible para el feto en crecimiento. La hormona hace esto al afectar las estructuras del diencéfalo, una parte del cerebro que controla las funciones automáticas en el cuerpo como el metabolismo de las grasas y el almacenamiento.

Una de las teorías de la obesidad es que el diencéfalo puede verse abrumado por el estrés o desequilibrios excesivos (como comer en exceso, estilos de vida sedentarios, desequilibrios hormonales, estrés psicológico o emocional, etc.) de tal manera que se restablezca a un nivel que sea más tolerante al uso ineficiente y al almacenamiento de grasa.

Esto suele suceder comúnmente a fines de los 30 años, pero puede comenzar tan pronto como a los 20 cuando, por ejemplo, nuestra ingesta calórica se mantiene sin cambios, pero nuestro nivel de ejercicio diario disminuye significativamente. También puede suceder como consecuencia de que nuestros niveles hormonales se deterioren.

No es una coincidencia que esto suceda cuando la mayoría de las personas comienzan a experimentar un aumento de peso, especialmente en áreas como las caderas y la barriga.

Los 3 Tipos De Grasa

El Dr. Simeons explicó que hay 3 tipos de grasa:

Grasa estructural (como la almohadilla de nuestros pies y manos, así como la grasa aislante de nuestros órganos)
Grasa normal (almacenada para energía)
Grasa anormal (almacenada innecesariamente)
La grasa anormal es el tipo que se acumula en el abdomen (especialmente en los hombres) y las caderas (especialmente en las mujeres), y es un reflejo de la ingesta calórica excesiva y / o desequilibrios del metabolismo.

El problema con el almacenamiento de grasa anormal es que, debido a que es el producto de un metabolismo anormal, no es fácilmente accesible por el cuerpo para obtener combustible. En otras palabras, la grasa anormal se acumula, ya que el cuerpo es menos capaz de acceder y usarla para obtener energía.

Función De La HCG

El uso de la hCG hace dos cosas para evitar este problema. Al afectar los centros de control primitivos en el cerebro, disminuye el hambre, de modo que las personas pueden mantener dietas muy bajas en calorías sin sufrir tanto por el hambre.

Además, hace que la grasa anormal sea más accesible y utilizable para el cuerpo, y esta es la razón principal por la que se produce durante el embarazo.

De esta manera, la hCG actúa como una llave que desbloquea el acceso a la energía en almacenes de grasa anormales y, por lo tanto, proporciona energía adicional a un feto en crecimiento; o, en el caso de una persona que hace dieta con hCG, le permite a la persona acceder y quemar su grasa anormal.

La dieta funciona al hacer que el cuerpo utilice esta energía ahora accesible en la que quema grasa corporal persistente, al mismo tiempo que preserva la grasa normal y estructural, así como el músculo.

Las Gotas 1234

Hace 10 años aproximadamente, y debido a su gran popularidad, la compañía norteamericana Creative Bioscience invirtió millones en estudiar cómo implementar el efecto de la hormona pero sin producir efectos secundarios y, gracias a ese estudio, crearon las gotas 1234, las cuales emulan el efecto de la hormona, pero con componentes 100% naturales, garantizando su uso seguro y eficiente.

Cabe destacar que hoy la hormona HCG se encuentra prohibida en la mayoría de los países del mundo debido a sus efectos secundarios, por lo que esta solución de obtener los mismos beneficios, pero sin los efectos secundarios, ha revolucionado las dietas actuales.

 

Conoce nuestras promociones

Tenemos un precio especial para ti por tiempo limitado. 100% garantía de satisfacción